LAS ACADEMIAS NACIONALES SE DIRIGEN A TODOS LOS VENEZOLANOS CON OCASIÓN DE LAS DECISIONES DICTADAS POR ALGUNOS TRIBUNALES PENALES Y POR EL CONSEJO NACIONAL ELECTORAL (CNE) QUE AFECTAN LA CONTINUACIÓN DEL PROCESO DEL REFERÉNDUM REVOCATORIO DEL MANDATO DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

El 20 de octubre de 2016, el CNE hizo del conocimiento público su decisión de acoger las medidas cautelares dictadas por varios tribunales penales del país, por medio de las cuales se ordenó posponer cualquier acto que se hubiere generado como consecuencia de la recolección del 20% de manifestaciones de voluntad requeridas para cumplir con el trámite de la solicitud del referéndum revocatorio del mandato del Presidente de la República.

Las Academias Nacionales consideran su deber pronunciarse en virtud de la grave desviación de poder, que evidencia que se ha puesto la justicia al servicio de una posición política para cercenar de esa manera el derecho constitucional a que se refiere el artículo 72 de la Constitución, que permite la revocatoria del mandato de los cargos de elección popular, incluido el de Presidente de la República.

Los tribunales penales carecen de competencia en materia electoral, tanto más cuando de conformidad con la Constitución de 1999, lo electoral pasó a ser competencia exclusiva de un poder autónomo e independiente y el juzgamiento de sus decisiones también competencia exclusiva de una Sala especial del Tribunal Supremo de Justicia, su Sala Electoral (artículo 297 de la Constitución).

En este sentido, es pertinente destacar la ruptura del orden constitucional que se ha producido al inmiscuirse la justicia penal en el tema electoral, para por la vía de medidas cautelares imponer el objetivo político y no jurídico de evitar la realización del referido referéndum revocatorio. Asimismo, consideran las Academias que es de extrema gravedad la posición asumida por el órgano electoral que abstracción hecha de su rango constitucional, procedió a acoger de forma automática e inmediata decisiones judiciales de la justicia penal ordinaria de primera instancia, en lugar de impugnarlas y cuestionarlas, a pesar de su evidente incompetencia y de la ruptura de la unidad electoral que se garantiza con la justicia contencioso electoral de igual rango constitucional.

Como parte de las acciones tomadas por órganos del Poder Judicial, ocho ciudadanos entre quienes se encuentra el académico Arnoldo José Gabaldón Berti, han sido objeto de una prohibición de salida del país, sin que se expongan razones para esa medida que afecta la libertad de movimiento garantizada en el artículo 50 de la Constitución.

La intromisión de tribunales penales en las funciones constitucionales del poder electoral y la conducta del CNE al admitir la interrupción de su funcionamiento, conducen a la suspensión misma del Estado democrático de derecho, al negarse con ello la posibilidad de la decisión soberana de los millones de venezolanos que integran el registro electoral y tienen derecho a decidir su destino común, comprometiéndose con esta arbitraria suspensión la existencia misma de la República.

No pueden dejar de señalar estas Academias la circunstancia de que las referidas decisiones judiciales de tribunales penales de primera instancia se hayan producido de forma coincidente tanto en el tiempo como en el contenido y alcance, en distintos estados del país, fijando el claro objetivo de interrumpir el procedimiento electoral en curso, proceder que confirma las reiteradas denuncias del uso de la justicia con fines políticos y de allí la inexistencia de un Estado sometido a derecho, antes bien, la realidad de un Estado que usa el poder público para la concreción de los intereses políticos de un grupo.

Las Academias Nacionales denuncian la ruptura del orden constitucional producido y reclaman de todas las autoridades el más celoso acatamiento de la Constitución, a fin de que se restablezca a la brevedad el ejercicio de los derechos políticos de los venezolanos.

Las Academias Nacionales, en virtud de la gravedad de los hechos que se denuncian a través del presente Acuerdo, han decidido remitir copia de éste a todas las Embajadas acreditadas en el país, para que por su conducto, sean informadas de su contenido, las respectivas Academias de estos países.

En Caracas, a los veintiún días del mes de octubre de 2016.

 

Horacio Biord Castillo

Presidente Academia Venezolana de la Lengua

 

Inés Quintero

Directora Academia Nacional de la Historia

 

Alfredo Díaz Bruzual

Presidente Academia Nacional de Medicina

 

Eugenio Hernández Bretón

Presidente Academia de Ciencias Políticas y Sociales

 

Gioconda Cunto de San Blas

Presidenta Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales

 

Humberto García Larralde

Presidente Academia Nacional de Ciencias Económicas

 

Gonzalo Morales

Presidente Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat

 

 

 

 

MISIÓN

Contribuir con el desarrollo de las Ciencias Económicas en sus aspectos teóricos y políticos, con especial énfasis en América Latina y Venezuela, a través del impulso a la investigación, de la colaboración en la definición de estrategias para el desarrollo económico y social en los distintos planes de la Nación, de la participación en el diseño y en la elaboración de programas docentes de la instituciones de educación superior, de la proposición de iniciativas legislativas y de la promoción de publicaciones, conferencias y foros científicos y políticos.

 

VISIÓN

La Academia Nacional de Ciencias Económicas se concibe como una Corporación de alto nivel científico, de carácter público con ámbito nacional, abocada al estudio de la economía en sus aspectos teóricos y políticos. Es una entidad respetuosa de la Ley y de los derechos de la sociedad civil en pro del bien común y del progreso.

 

OBJETIVO

Brindar un buen servicio a quien solicite una información determinada, como también recomendar un material para la mejor satisfacción del usuario.

 

 

 

 

 

 

 

Sa acaso puede encontrarse un antecedente, podría ser el de la Sociedad Económica de Amigos del País, que realizó una fructífera labor en el estudio y divulgación de temas de importacia fundamental para el desarrollo de la Venezuela de los primeros años de nuestra vida republicana. Sin embargo, tal sociedad no era una academia y en segundo lugar tampoco tuvo la índole de una corporación de carácter público que debe tener toda Academia y en último término desapareció, luego de haber cumplido una gestión meritoria, tal como lo testimonian los dos tomos de sus trabajos reproducido hace unos años por el Banco Central de Venezuela.

LOS ORIGENES DE LA

ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS ECONÓMICAS

 

Los antecedentes inmediatos del presente proyecto, se refieren a un Acuerdo de la VII Asamblea Nacional de la Federación de Colegios de Economistas de Venezuela y a la Resolución número 49, del 4 de marzo de 1980, dictada por el Ministerio de Educacón, cuyo texto es el siguiente:

 

REPÚBLICA DE VENEZUELA

MINISTERIO DE EDUCACIÓN

DIRECCIÓN GENERAL DEL MINISTERIO

RESOLUCIÓN NÚMERO 49, CARACAS, 4 DE MARZO DE 1980

170° Y 121°

Por cuanto la VII asamblea Nacional de la Federación de Colegios de Economistas de Venezuela, celebrada en Mérida en los días 14 al 16 de junio de 1979, acordó recomendar a las autoridades competentes la creación de la Academia Nacional de Ciencias Económicas; y

Por cuanto el desarrollo de las ciencias económicas en Venezuela se ha traducido en una creciente bibliografía de interés y en un número cada día mayor de profesionales y científicos dedicados a tan importante área del saber humano;

Por disposición del ciudadano Presidente de la República y de conformidad con lo dispuesto en los ordinales 14 y 16 del artículo 29 de la Ley Orgánica de la Administración Central;

 SE RESUELVE:

Artículo 1°.-  Crear una Comisión con carácter ad-honorem que tendá a su cargo realizar el estudio de factibilidad para la creación, organización y funcionamiento de la Academia Nacional de Ciencias Económicas,

Artículo 2°.- La Cominión estará integrada por los ciudadanos Tomás Carrillo Batalla, quien la presidirá, Allan R. Brewer Carías, Haydée Castillo de López, Carlos Rafael Silva, José Miguel Uzcátegui y Dr. Ramón J. Velásquez.

Artículo 3°.- La Comisión podrá designar las sub-comisiones que considere necesarias para lograr los fines encomendados.

Artículo 4°.- En el término de 180 días, contados a partir de la presente fecha, la Comisión designada presentará al Ministerio de Educación el informe de su actuación.

El ante-proyecto preparado por la antedicha Comición, fue revisado por el Ministerio de Educacón, por el Procurador General de la República y por el CAJAP. Como fruto de todas esas etapas, ha quedado definitivamente conformado en los capítulos y artículos que integran.

La Academia Nacional de Ciencias Económicas está integrada por los Individuos de Número y los Miembros Correspondientes. Ambos pertenecen, en verdad a la misma categoría académica, pues la única diferencia entre unos y otros en cuanto a los requisitos para su designación, radica en la diversidad de domicilio, en un caso la ciudad capital de la República, en el otro el de la respectiva ciudad de la circunscripción del interior o del exterior a que pertenezca el académico.

 

INDIVIDUOS DE NÚMERO

José Rafael Zanoni V.

Luis E. Mata Mollejas

Aníbal Fernández

Humberto García L.

Isbelia Sequera T.

Luis Zambrano S.

Sary Levy C.

Pola Ortiz C.

Eduardo Ortiz F.

Pedro A. Palma C.

Asdrúbal Baptista T.

Héctor Silva M.

Haydée Castillo de L.

Lourdes Urdaneta de F.

Luis Enrique Oberto G.

Héctor Malavé M.

Enzo Del Bufalo

 

MIEMBROS CORRESPONDIENTES

Alejandro Guitierrez S.

Douglas A. Játem V.

    Presidente

Humberto García Larralde

 

      Vice-Presidenta

Pola Ortiz

 

Secretaria

Sary Levy Carciente

 

     Tesorero

Eduardo Ortiz Felipe

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Son atribuciones del Comité Directivo:

1° Dirigir el funcionamiento de la Academai y fomentar la cooperación con instituciones similares del país y del exterios.

2° Someter a la aprobación de la Junta de Individuos de Número el proyecto de presupuesto.

3° Presentar a la Junta de Individuos de Número el programa de investigación e informar periódicamente de las que se encuentrenen curso y sobre las que se culminen en cada periódo;

4° Elaborar el programa anual de actividades de la Academia;

5° Preparar la Memoria y Cuenta de la gestión de la Academia;

6° Las demás funciones que le atribuya la Junta de Individuos de Número o se señalen en la ley o en el Reglamento.

Se crea la Academia Nacional de Ciencias Económicas, corporación de carácter público, con personalidad jurídica, patrimonio distinto del Fisco Nacional, autonomía académica, organizativa y económica, con sede en la capital de la República.

Los veinte miembros Fundadores de la

Academia Nacional de Ciencias Económicas.

31 de Enero de 1984 - Decreto Número 2.421

 

1.   Armando Alarcón Fernández

2.   César Balestrini Contreras

3.   Tomás E. Carrillo Batalla

4.   Rafael José Crazut

5.   Francisco Mieres

6.   Domingo F. Maza Zavala

7.   Carlos Rafael Silva

8.   Isbelia Sequera de Segnini

9.   Pascual Venegas Filardo

10. Félix Miralle

11. Chi Yi Chen

12. Pola Ortiz

13. Antonio Aguirre

14. Pedro Agustín Palma Carrillo

15. Asdrúbal Baptista

16. Arturo Uslar Pietri

17. Caslos D´Ascoli

18. Haydée Castillo de López

19. Ismael Puerta Flores

20. Luis E. Oberto G.

 

Subcategorías

   
© ALLROUNDER